Un consenso español sobre el uso de ‘Tysabri’ (natalizumab) permite su uso más seguro en pacientes con EMRR

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Un nuevo consenso español sobre el uso de ‘Tysabri’ (natalizumab) permite su utilización con mayor seguridad y eficacia en los pacientes españoles con esclerosis múltiple remitente recurrente (EMRR).

Este documento se ha presentado a los neurólogos en el simposio ‘Comprometidos con la Esclerosis Múltiple’, que Biogen Idec ha celebrado en el marco de la LXV Reunión Anual de la Sociedad Española de Neurología en Barcelona, y que ha abordado también las últimas aportaciones de esta compañía al arsenal terapéutico de la esclerosis múltiple.

La aparición de un nuevo consenso sobre el uso de ‘Tysabri’, según ha comentado el director del Instituto de Neurociencias Clínicas del Hospital Regional Universitario Carlos Haya de Málaga, Óscar Fernández, se justifica en los cambios que se han producido en la ficha técnica del fármaco y la identificación de tres biomarcadores que garantizar un uso “más seguro”. “El consenso era necesario para poder usar el fármaco de forma personalizada y reducir el riesgo al mínimo”, ha apostillado.

‘Tysabri’ es un anticuerpo monoclonal para el tratamiento de la EMRR que, según los datos sobre su uso en la práctica clínica que recoge este consenso, consigue que el 70 por ciento de los pacientes permanezcan libres de enfermedad (clínica y radiológica) y el 90 por ciento libres de actividad clínica (brotes y discapacidad).

Asimismo, para garantizar la seguridad en su uso y potenciar al máximo la eficacia, se ha creado también una herramienta de seguimiento que sigue los consejos del consenso y que va a constituir un beneficio para los pacientes tratados con natalizumab. “La herramienta será de gran ayuda para los clínicos, pues contribuirá a facilitar el seguimiento y a aumentar la seguridad de utilización”, ha agregado el experto.

Y es que, la experiencia clínica con el fármaco ha permitido concluir que su eficacia es “mucho mayor” si se trata a pacientes de ‘novo’. “Lo ideal es tratar a los pacientes cuanto antes, siempre siguiendo la ficha técnica, ya que la eficacia es mucho mayor en pacientes que no hayan recibido otros tratamientos, con pocos brotes y con una puntuación en la escala de discapacidad EDSS inferior a 3, pues, aunque por encima sigue siendo efectivo, la significación estadística y clínica son algo menores”, ha zanjado.

‘FAMPYRA’ MEJORA DE LOS SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD

Por otra parte, en el simposio ‘Comprometidos con la Esclerosis Múltiple’ se han repasado las novedades de los distintos tratamientos que aporta Biogen Idec para el control de esta enfermedad o sus síntomas.

En este sentido, destaca el último fármaco de Biogen Idec llamado ‘Fampyra’ (fampridina de liberación prolongada), el primer medicamento para mejorar los síntomas que produce esta enfermedad, principalmente la pérdida de la capacidad de deambulación.

“La pérdida de deambulación es el síntoma más discapacitante y que más deteriora la calidad de vida de los pacientes, y hasta la fecha no había ningún otro tratamiento sintomático que mejorase la marcha”, ha explicado el jefe del Servicio de Neurología del Hospital de Basurto que ha hecho la introducción en el simposio, Alfredo Rodríguez-Antigüedad.

No obstante, aunque ‘Fampyra’ está indicado para mejorar la capacidad de deambulación, Rodríguez-Antigüedad ha señalado que es “muy probable” que su uso habitual en la práctica clínica del medicamento, abra otras posibilidades para mejorar, además, otros síntomas de la enfermedad como la fatiga o los trastornos cognitivos, para los que no disponemos de tratamiento.

“Disponible en España desde septiembre, la experiencia con este fármaco en otros países de Europa y Estados Unidos confirma la seguridad del medicamento y su utilidad para mejorar los síntomas de la enfermedad”, ha zanjado.

Los comentarios están cerrados.