Inicio » Noticias » Cirugía endovascular

La cirugía a través de catéter consigue reducir las tasas de amputaciones mayores de extremidades en un 25% en apenas un lustro

-Los procedimientos endovasculares representan ya más de la mitad de las intervenciones de revascularización de arterias de los troncos distales de la pierna

-La diabetes multiplica por quince la probabilidad de sufrir una amputación y supone el 50% del total de amputaciones que se realizan en nuestro país

La cirugía endovascular se duplica desde 2009, apoyada por su menor agresividad y riesgo operatorio en el tratamiento quirúrgico de ciertas patologías

- De las más de 5.000 operaciones a través de catéter que se hacían en 2009 se ha pasado a más del doble en 2011, año en que se ha estabilizado el número de intervenciones endovasculares, tras el crecimiento que se produjo en 2010, cuando se superaron las 12.000.

- En patologías como el aneurisma de aorta, estas técnicas han permitido reducir un 45% la tasa de mortalidad postoperatoria, mientras que en la cirugía de las arterias distales ha disminuido hasta un 25% las tasas de amputaciones mayores

- En estos casos, las nuevas técnicas han reemplazado prácticamente a la cirugía abierta, lo que les ha llevado a representar en la actualidad casi la quinta parte de la cirugía vascular, gracias también a la mejora tecnológica y a la formación adquirida en estos años por los cirujanos vasculares españoles

- Los expertos del Capítulo de Cirugía Endovascular de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV) subrayan, no obstante, que “no puede extenderse la idea de que las técnicas endovasculares son apropiadas para todos los casos” y destacan que “hay que avanzar en el estudio de sus resultados a largo plazo, pues son técnicas recientes”.

- En este sentido, subrayan que la indicación de estas nuevas técnicas sólo puede y debe realizarla el médico, atendiendo a criterios homologados e internacionalmente aceptados, “sin que pueda plantearse el recurso a la cirugía abierta o endovascular como una alternativa sobre la que el paciente decide”.