Sanidad aprueba la financiación de ‘Buccolam’ (ViroPharma) para crisis convulsivas en niños y adolescentes

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Sanidad ha aprobado este viernes, 24 de mayo, Día Mundial de la Epilepsia, el reembolso de la solución bucal midazolam, comercializado por ViroPharma como ‘Buccolam’, para el tratamiento de las crisis convulsivas en niños y adolescentes.

De esta forma, se autoriza la financiación de este fármaco en eventos agudos y prolongados en los menores “desde los 3 meses hasta los 18 años”, explican los expertos, que señalan que estas crisis “son consecuencia de una actividad eléctrica anormal y repentina en el cerebro”.

A su juicio, son varias las causas de ellas en los pacientes pediátricos, aunque muchas se deben a la epilepsia. Sin embargo, hay otros desencadenantes como pueden ser “ciertos medicamentos, los traumatismos craneoencefálicos, determinadas enfermedades y las fiebres altas”, indican.

Estas últimas provocan las denominadas convulsiones febriles, que “son el tipo más frecuente en niños”, sostienen. De hecho, “aproximadamente, uno de cada 25 niños presentará al menos una convulsión febril y más de un tercio de éstos las tendrá adicionalmente antes de superar la tendencia a padecerlas”, declaran.

En cuanto a la epilepsia, ésta es uno de los trastornos neurológicos infantiles más frecuentes en los países desarrollados, ya que “afecta a casi un 1 por ciento de la población”, manifiestan. Por ello, “casi un millón de niños y adolescentes europeos presentan una epilepsia activa”, lamentan.

PRODUCE DESTRUCCIÓN NEUROLÓGICA Y DETERIORO DE LA FUNCIÓN RENAL

Esta patología produce manifestaciones físicas que incluyen “destrucción neurológica y muscular, y deterioro de la función renal, así como numerosos efectos neurológicos, conductuales y cognitivos”, sostienen al tiempo que confirman que las crisis convulsivas “pueden durar desde unos segundos hasta varios minutos o más”.

Además, advierten de que si no son tratadas, “pueden dar lugar al estado epiléptico y precisar de hospitalización y de cuidados intensivos”. Ante ello, en 2011, ‘Buccolam’ obtuvo la aprobación en la Unión Europea.

Para el gerente general de ViroPharma España, Gilbert Credi, la aprobación de reembolso “supone una buena alternativa para aquellos médicos, enfermeros, cuidadores y familiares que cuidan de niños con epilepsia”. A ello se une el hecho de que la reducción en el número de hospitalizaciones y de llamadas a Urgencias “puede disminuir la carga de estas crisis convulsivas al sistema de salud”, afirma.

Por su parte, el coordinador del Programa Epilepsia del Hospital Quirón de Sevilla, el doctor Rodríguez Uranga, asegura que el poder administrar un medicamento de rescate inmediatamente “reduce significativamente el tiempo en conseguir el control”.

En la misma línea se muestra el jefe del Servicio de Neurología Infantil del Hospital La Paz de Madrid, el doctor Martínez Bermejo, que manifiesta que el uso de midazolam bucal tiene una aceptación “cada vez mayor” como parte importante del tratamiento integral de la epilepsia. “Es una alternativa a otros tratamientos utilizados”, concluye.

Los comentarios están cerrados.