GSK lanza en España ‘Arzerra’ para tratar la leucemia linfocítica crónica

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK) ha informado de que ya está disponible en España su anticuerpo monoclonal ofatumumab, comercializado como ‘Arzerra’, para el tratamiento de la leucemia linfocítica crónica (LLC) refractaria, la más común en la población adulta que afecta principalmente a ancianos.

En concreto, dicho fármaco está indicado para el tratamiento de la de LLC en pacientes que son refractarios (sin respuesta) a fludarabina y alemtuzumab (ref-FA), terapias estándar para este tipo de leucemia, por lo que proporciona a médicos y pacientes una “valiosa opción de tratamiento” para una necesidad no cubierta.

“Ha demostrado ser muy activo y con una tasa de respuestas muy importantes en una población de pacientes que tienen pocas posibilidades de respuesta con los fármacos convencionales”, según ha destacado José Antonio García Marco, de la Unidad de Citogenética Molecular del Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda (Madrid).

El fármaco cuenta con un mecanismo de acción único para esta enfermedad, ya que se une a un epítopo (lugar de unión del anticuerpo) situado en el bucle pequeño de la molécula de CD20 de las células B leucémicas (un tipo de glóbulo blanco), cerca de la superficie celular.

En este sentido, García Marco ha destacado que, en contraposición con otros anticuerpos monoclonales, ‘Arzerra’ es eficaz en monoterapia sin necesidad de asociarse con otros fármacos, lo que supone una disminución de efectos adversos en una población de pacientes con otras comorbilidades.

Su eficacia y seguridad se probó en un estudio pivotal multicéntrico y de un único brazo donde se administró el fármaco a 154 pacientes con la enfermedad refractaria a diferentes medicamentos. En los 59 pacientes refractarios a fludarabina y alemtuzumab incluidos en el ensayo clínico, el tratamiento en monoterapia con ‘Arzerra’ obtuvo una tasa de respuesta del 49 por ciento.

Los eventos adversos notificados en más del 10 por ciento de los pacientes durante el tratamiento fueron infecciones, anemia, neutropenia y erupción cutánea, y los más comunes de grado 3-4 fueron infecciones y neutropenia.

Los comentarios están cerrados.