‘Cyramza’ (Lilly), en combinación con paclitaxel, mejora la supervivencia en pacientes con cáncer gástrico

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

Ramucirumab, comercializado por Lilly con el nombre de ‘Cyramza’, mejora la supervivencia global en pacientes con cáncer gástrico avanzado o adenocarcinoma de la unión gastroesofágica cuando se combina con paclitaxel y se utiliza en segunda línea del tratamiento.

Así lo han mostrado los resultados de un estudio fase III ‘Rainbow’, publicados en la revista ‘The Lancet Oncology’, que, además, han desvelado que esta combinación de fármacos mejora la supervivencia libre de progresión y tasa de respuesta objetiva.

‘Rainbow’ es el mayor estudio para el tratamiento en segunda línea del cáncer gástrico hasta la fecha y el primer estudio fase III en demostrar un beneficio en la supervivencia con un agente biológico empleado en combinación con quimioterapia para este grupo de pacientes.

De esta forma, ‘Cyramza’ se ha convertido en el eje de dos ensayos positivos fase III de cáncer gástrico que han demostrado mejoras significativas tanto en la supervivencia global como en la supervivencia libre de progresión. El primer estudio, ‘Regard’, examinó el beneficio de ramucirumab como tratamiento en monoterapia para pacientes con adenocarcinoma gástrico o de la UGE avanzado o metastásico que habían presentado progresión de la enfermedad durante o tras quimioterapia previa con fluoropirimidina o platino.

“Dado que representa la tercera causa de muerte por cáncer a escala mundial, el cáncer de estómago constituye un grave problema de salud global. Los datos del estudio ‘Rainbow’ nos resultan alentadores y nos complace disponer ahora de un segundo estudio fase III de ramucirumab que ha demostrado una mejora en la supervivencia para los pacientes con cáncer gástrico avanzado”, ha destacado el vicepresidente sénior y responsable de asuntos médicos y desarrollo de moléculas de Lilly Oncología, Richard Gaynor.

Finalmente, el investigador principal del ensayo, Hansjochen Wilke, se ha congratulado por los resultados obtenidos y ha recordado que actualmente existe una necesidad “muy importante” de tratamientos “eficaces” para ayudar a combatir la enfermedad. Una necesidad que, tal y como ha asegurado, podría ofrecer ramucirumab en segunda línea de tratamiento.

Los comentarios están cerrados.